Alimentación Infantil

la lactancia

La alimentación de nuestro bebé durante el primer año de vida es importante  para su desarrollo y crecimiento. Hay dos momentos cruciales durante su primer añito, el primero es cuando la base de la alimentación es la leche y el segundo es cuando llega el momento de introducir los alimentos.

¿Cuál es la mejor alimentación para mi bebé?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses ya que la leche materna es el mejor alimento para nuestro bebé. Pero hay diferentes situaciones en las que la lactancia materna no es posible o insuficiente y llega el momento de elegir una leche de fórmula. En este momento es cuando a todos los papás les empiezan a surgir dudas…

¿Todas las leches de formula son iguales? ¿Cuál es la que más se parece a la leche materna? ¿Todas le sentarán igual de bien?

Ante todos queremos transmitir tranquilidad, ya que todas las leches de fórmula de venta en farmacia para salir al mercado tienen que pasar unos controles y tener unos requisitos en cuanto a seguridad, calidad y nutrientes que son establecidos por la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica). Las diferencias entre unas y otras vienen determinadas por los componentes que se añaden a la fórmula base, con el objetivo de que sea lo más parecida a la leche materna. Algunos como, por ejemplo:

  • Nucleótidos: relacionados con el sistema inmunológico.
  • Prebióticos y probióticos: ayudan a constituir una flora óptima.
  • Cambios en la proporción de proteínas.
  • Ácidos grasos (EPA, DHA, AA): intervienen en el desarrollo cognitivo y visual.
  • Oligosacáridos: intervienen en el desarrollo del sistema inmunitario. En la leche materna es el tercer mayor compuesto.

Además de las leches de fórmula convencionales, podrás encontrar fórmulas especiales para casos de regurgitación, estreñimiento, cólico, sin lactosa…en las que la fórmula también sigue las normativas establecidas, aportando todos los nutrientes esenciales, pero se adaptan para ayudar a aliviar y/o mejorar los síntomas.

¿Cuándo cambiar a la leche de Continuación?

A partir de los 6 meses, es cuando se recomienda hacer el cambio de la fórmula de inicio a la fórmula de continuación. Son fórmulas más “sencillas” que las de inicio, ya que el sistema digestivo del bebé es más maduro y ya se han empezado a introducir los alimentos al bebé y, por lo tanto, también obtiene los nutrientes de ahí.

Si necesitas consejo o te surge alguna duda desde la farmacia podemos ayudarte.

Comentarios

(0 comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *