Beneficios de la dieta mediterránea

dieta mediterranea

La dieta mediterránea es un modelo nutricional y un estilo de vida inspirado en los hábitos alimenticios de los países europeos de la cuenca del mar Mediterráneo. Los ingredientes principales de esta dieta son las frutas y verduras, granos integrales, aceites de oliva, casi siempre acompañados con un vino. Esta importante dieta también se acompaña con pescado, principalmente el azul, carnes blancas, productos lácteos y huevos. El descubrimiento de la dieta mediterránea se debe a Ancel Keys, un biólogo y fisiólogo estadounidense que vivió durante más de cuarenta años en Pioppi, Cilento, donde formuló sus teorías sobre el vínculo entre los hábitos alimenticios de las poblaciones locales y su incidencia de enfermedades cardiovasculares.

La dieta mediterránea, un estilo de vida

La dieta mediterránea proporciona salud y nutrición equilibrada, siendo esta capaz de reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, tumores, diabetes y trastornos alimentarios, así como también ralentizar el deterioro típico cognitivo típico del envejecimiento. Se considera un estilo de vida porque forma parte de ella desde el sector agrícola, hasta un conjunto de tradiciones y prácticas sociales. Sin embargo, cualquier persona que se interese y le guste la dieta mediterránea, indistintamente de su cultura y lugar del planeta donde se encuentre, puede iniciarse en esta sana costumbre alimentaria. La dieta mediterránea forma parte de un régimen sostenible no solo para la salud sino también para el medio ambiente, gracias al uso de los recursos naturales y las bajas emisiones de gases de efecto invernadero, debido a que se basa en alimentos de origen vegetal, las tradiciones locales y la biodiversidad.

Ejemplo de dieta mediterránea

A continuación mostraré un ejemplo de dieta mediterránea para el desayuno bajo en calorías: Inicia la mañana comiendo cereales (mejor los de granos integrales) con leche o yogur, café, jugo y una fruta. Para la merienda a media mañana, puedes comer una fruta fresca, todavía un yogurt o leche, pan y tomate, frutos secos, etc. Para el almuerzo y la cena, puede ser arroz o pasta con verduras o tomates, pescado, especialmente el azul, hecho a la parrilla o al horno, con guarnición de verduras, sopas de leguminosas, cereales cocidos de todas las formas o pechuga de pollo a la parrilla con guarnición de verduras.

¿Quieres descubrir otros tipos de dietas? Dieta vegana

Comentarios

(0 comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *